Si echáis un vistazo a nuestros posts anteriores os vais a dar cuenta de que a nosotras nos encanta el boniato! Y las razones son muchas: está riquísimo, contiene vitamina C y hierro y es naturalmente dulce! Además ahora mismo podéis encontrar los últimos boniatos de la temporada y más vale aprovechar y disfrutar de estos tubérculos tan buenos antes de que se acaben.

Estas cookies de boniato y castañas han salido un poco por caso. Durante estos días de fiesta mi madre me ha venido a ver a Barcelona y se ha presentado con una bolsa de harina de castañas biológicas cultivadas en Toscana que a su vez le había traído mi tía. Una delicatessen que mi mama había guardado para mi y mi familia sabiendo la ilusión que me habría hecho. Queríamos hacer “frittelle” (tortitas) que son muy típicas de aquella zona pero tenia un boniato ya hecho al vapor en la nevera y hemos pensado de hacer estas cookies.

Se hacen en nada, sobretodo si tenéis un procesador de alimentos. Le podéis añadir la panela o omitir este paso. Yo le puse dos cucharadas de panela pero la próxima vez no le pondré ya que desde mi punto de vista salieron un pelín dulces.

A nivel estético no prometen mucho pero os aseguro que salen muy buenas y además son sanísimas. Si tenéis una manga pastelera os animo a usarla, seguramente os saldrán más bonitas que a mi!

Para 15 cookies de boniato y castañas aprox.

1 cup de boniato cocido (lo podéis hacer al vapor o al horno)

1 plátano maduro

2 cucharadas de panela

40g copos de avena

80g harina de castañas (si no tenéis podéis poner de almendras)

1 cucharita de levadura

100 ml de aceite de girasol bio

Encendemos el horno a 180 grados.

Ponemos todos los ingredientes en un procesador de alimentos y lo activamos hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien.

Forramos una bandeja de horno con papel de horno. Vamos poniendo la masa encima de la bandeja formando galletas, yo me he ayudado con un molde para hacer galletas pero la masa era demasiada blanda. Como os decía, si tenéis una manga pastelera es ideal para estas galletas y os saldrán más bonitas.

Ponemos la bandeja en el horno por unos 20 minutos o hasta que no estén doraditas.

 

Fotos y texto por Cori