Desde que era pequeña en mi casa las lentejas se comían con tomate. Nunca le hemos puesto chorizo ni ningún tipo de carne. Solo un poco de ajo, una punta de guindilla y tomate, mucho tomate!

Esta sopa parte de este principio pero para hacerla más nutritiva decidí añadirle un poco de kale que tenía en la nevera.

Leer más