La sopa de miso es uno de mis platos favoritos desde hace mucho tiempo. En estos días de frío es un plato super reconfortante, y aunque en casa solamente la tomo yo, siempre preparo más cantidad y así  la dejo lista para tomar en cualquier momento durante la semana. Es una sopa muy sencilla y rápida de hacer, así que si tienes los ingredientes en casa puedes prepararla en un momento. Aunque he de reconocer que soy tan fan de esta sopa que incluso, para los días que voy con mucha prisa y no he podido cocinar, siempre tengo en la despensa sobres de sopa de miso instantánea (ecológica), solamente se ha de añadir agua caliente y ya tienes una sopa lista, está claro que la casera no tiene comparación pero no están nada mal para emergencias.

Esta sopa típica japonesa además de estar muy buena posee también muchas propiedades beneficiosas para la salud. Uno de sus ingredientes principales, el miso, es un fermento que contiene enzimas que ayudan a nuestro sistema digestivo y cuidan nuestra flora intestinal, además tonifica el sistema inmune, ayuda a alcalinizar la sangre y a depurar las sustancias tóxicas del organismo. Es muy importante comprar el miso en tiendas ecológicas y comprobar que se trata de miso fermentado sin pasteurizar, además no debemos calentar el miso a altas temperaturas para que sus propiedades no se pierdan, en ningún caso debe llegar a hervir.

Leer más